LA PSICOLOGÍA EN EL TRADING

LA PSICOLOGÍA EN EL TRADING

Dentro del mundo de las inversiones, hay un factor que juega un papel muy importante a la hora de tomar decisiones. No se trata de ningún indicador, tampoco de haber hecho carrera como corredor de bolsa o haber adquirido todos tus conocimientos entre cursos y talleres. Te hablo de lo que ocupa más importancia y lo que debemos aprender a lidiar al momento de estar operando cualquier mercado de activos: la psicología (o como le digo yo, el Psicotrading).

Así que de la misma manera que invertimos en nuestros conocimientos técnicos y fundamentales al momento de determinar una posición de entrada de inversión en cualquier activo, también debemos dedicarle un gran espacio a este tema.

Es por eso que acá les mencionaremos algunas de esas emociones que nos pueden perjudicar y debemos saber cómo identificarlas.

Codicia

La codicia es la enemiga de cualquier operación o inversión que hagamos. Si no sabes parar cuando hay que hacerlo, terminarás perdiendo todo tu capital. Por tanto, presta atención a los signos de esta emoción.  respeta tu plan de trading, si al momento de haber hecho tu entrada ya habías determinado tu objetivo, no lo cambies, es allí donde comienza tu cadena de errores. “TOMA GANANCIAS”, nadie se ha hecho pobre tomando ganancias.

Usa esta emoción a tu favor, úsalo como un gatillo que te indica que es hora de salir de tu posición de trading, ya que debes darte cuenta que nada es bueno por mucho tiempo para ser verdad.

Miedo

Es normal que, si sufres un revés o empiezas a perder dinero, tengas miedo, es parte del proceso. El miedo juega el papel opuesto a la codicia y es una buena herramienta preventiva. Sin embargo, no deberías dejarte llevar por tus temores porque te puede paralizar y dejarte fuera de la jugada, no todas las operaciones se pueden ganar. Y es por eso que debemos siempre ponernos un plan, no perder más de la cantidad que estamos dispuestos a arriesgar.

Esta emoción también puede ser usada de manera positiva, ya que, cuando hay miedo para entrar al mercado, es porque ha caído tanto y está dando oportunidad para entrar en él (siempre sin dejar de lado la gestión de riesgo).

Ansiedad

La ansiedad está muy relacionada con las dos emociones anteriores. Los cambios bruscos pueden generar la sensación de que vas a ganar por encima de las expectativas o de que te vas a arruinar. Algunas formas de inversión, como el trading intradía o el scalping, son especialmente sensibles a esta emoción. Si esto te está pasando frecuentemente, cambia tu forma de operar, busca probar con posiciones a más largo plazo y que el tiempo nunca esté en contra en tus jugadas, esto quiere decir que abras posiciones en activos que no tengan fecha de vencimiento.

Esperanza

Por curioso que parezca, la esperanza no te va a ayudar a hacer trading. Lo que necesitas es un sistema efectivo, una gestión de riesgo y, por tanto, has de tener confianza, pero no esperanza. no creas que entrando al mundo del trading ya la vida se te ha resuelto, todo lleva un proceso, un aprendizaje, una maduración, que al final te traerá esa recompensa deseada.

Despecho

Jamás deberías invertir por una cuestión de despecho. Si tienes problemas personales o no te están saliendo bien las operaciones, lo mejor es tomarte un tiempo fuera de esto, haz otra actividad que te distraiga o resuelve primero ese problema que te está afectando antes de hacer trading. De lo contrario probablemente tomarás decisiones erróneas.

Resiliencia

Este es un requisito común a muchas inversiones. Los giros constantes y las complicaciones pueden desmotivarte e impulsarte a salir del juego justo cuando tienes que insistir. Aprende a encajar los golpes y serás más disciplinado en tu estrategia. El mercado siempre te va dar oportunidad de entrada, solo debes tener paciencia y liquidez para aprovechar esas oportunidades.

Temeridad

No confundas lo anterior con ser temerario. Cualquier trader con experiencia te insistirá en que te antengas al método, ya que muchos traders principiantes se lanzan a lo loco en cuanto ven sus primeras ganancias, arruinándose por temerarios. No aumentes tu riesgo si todavía no mantienes una rentabilidad constante y que te permita ir al siguiente nivel.

Disciplina

La disciplina es una costumbre que cuesta adquirir y es la que más debemos respetar. Muchos profesionales llevan a cabo auténticos rituales para asegurarse de respetarla. Por ejemplo, hacen trading intradia siempre a las mismas horas y en los mismo activos que ya saben que les funcionan, respetan su gestión de riesgo, en pocas palabras no se salen del plan que le está funcionando, ya que una vez que encuentras la receta perfecta, debes seguirla al pie de la letra.

Humildad

El único modo para alcanzar el éxito es aprender de los mejores. En esta y en cualquier disciplina. Por tanto, debes reconocer tus limitaciones y aprovechar los consejos de quienes más saben. Absorbe lo más que pueda de esas personas que te están dando la clave de cómo ser exitosos, toma lo mejor de cada uno de ellos y hazte mejor trader cada día.

    3 Comentarios

  1. Alexmetatrader
    2 de junio de 2022

    Excelente refleccion de sicologia

  2. ricardo tabares
    21 de junio de 2022

    muchas gracias ruben por este tema tan importante para todos,

  3. Jonathan
    26 de junio de 2022

    Muy Muy interesante. Gracias.

Deja una respuesta